Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Guerra 4ta Generación en Latinoamérica


Por: Nelson Aguilar Rodríguez
La humanidad pasó por muchos episodios hegemónicos, que cambiaron la geopolítica mundial con la reconfiguración de estados y siempre a favor de los vencedores y el infortunio de los pueblos que perdieron, lo mismo aconteció  al interior de las naciones y bajo el poder de la clase dominante,  la historia se repite. En esa lógica, no interesa el sufrimiento y muerte que se deja en el camino, las guerras de diferentes géneros lo justifican todo para el imperio y sus súbditos; la evolución de las beligerancias de los últimos 200 años nos aclara los siguientes géneros:
La guerra de Primera Generación, con armas de fuego y ejércitos profesionales al servicio del Estado, tenemos la guerra de secesión de España, de Napoleón y las guerras de la Independencia de Americana entre otros.
La guerra de 2da. Generación se muestra con la industrialización y mecanización, con gran capacidad de movilización de ejércitos y maquinaria bélica, ahí tenemos a la primera guerra mundial, la guerra del Chaco con “guerra de trincheras”.
Luego tenemos la Guerra de 3era. Generación, con mecanización de ataque coordinado aéreo, terrestre, marítimo, son guerras rápidas, tenemos a la segunda guerra mundial, la de Irak que son de gran superioridad tecnológica.
Por último tenemos la Guerra de 4ta. Generación que es el tema en cuestión, donde los grupos irregulares desestabilizan al enemigo, predomina el uso de tácticas no convencionales, se atrincheran en los centros urbanos, esta estrategia se uso en la guerras de Vietnam, Somalia, contra el terrorismo y otros (Willan Lind 1989). Hoy, esta estrategia se trasladó para arremeter contra los gobiernos progresistas de América Latina: Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Brasil (donde a través de las redes se busca destruir el Partido de los Trabajadores PT) y en la Argentina, donde el Neoliberalismo implantó a base de medios y redes sociales, hoy los sectores del pueblo luchan contra el engaño a que fueron sometidos. 
Pero, ¿Qué es la Guerra de 4ta generación?, o Fourth Generation Warfare - 4GW;  Para los estudiosos del tema, es un “ataque  dirigido a la mente humana y/o control del cerebro”, es el control de mentes de la sociedad y tiene varios elementos, el primero es el militar, con alta tecnología que hace mucho daño sin bajas, el segundo dirigido a la  población civil financiado y alentado para realizar manifestaciones y actividades contra el enemigo (Ej. contra el Gobierno) y el tercero es dirigida a programar o inducir a la mente de millones de latinoamericanos, con  poderosas empresas de comunicación y el internet, las personas se conectan a través medios sociales en línea (online) y/o plataformas de: Facebook, Youtube, WhatsApp, Twitter, que sin el filtro racional en nuestra mentes anula e enfoque crítico, una frase de la segunda guerra mundial atribuida Joseph Gobbels Ministro de propaganda III Reich, lo resume todo “ Una mentira repetida mil veces se hace verdad”. Hoy, esta estrategia psicológica explota las emociones básicas como el miedo y la ira, con mensajes, imágenes, audios se induce ira para atacar y a otros se les causa miedo y duda, es un plan de guerra psicológica que está destinado a: aniquilar, controlar o asimilar al enemigo. Los ejemplos no faltan, como las campañas realizadas contra los gobiernos progresistas es a través del rumor, el internet con las redes sociales, estas campañas son de afirmaciones enfáticas y duras por la forma que se escribe y habla, no se permite la duda. En Brasil, en las recientes elecciones de Brasil el ganador de la primera vuelta y segunda vuelta fue Jair Bolsonaro (ultraderecha-fascista), excapitán de Ejército, defensor de la dictadura militar y simpatizante de Hitler, compró paquetes de disparos masivos con mensajes falsos contra el PT por WhatsApp que llegaron a más de 120 millones personas, ante esto, el candidato presidencial de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, denunció que 156 empresarios estaban involucrados en la divulgación de noticias falsas en su contra por WhatsApp al costo de 3,2 millones de dólares. En Bolivia, el compañero Evo morales, debe enfrentarse a este tipo de guerra con redes y plataformas y otros mediáticos del negativismo y mentira proyectado por el “NO” que niegan a todo, aunque la verdad sea no pueda ocultarse con el simple hecho de cerrar los ojos.
Y en este escenario ¿qué hacer?, frente al rumor deformante debemos salir a despejar las mentiras con la sinceridad, con tolerancia, evitando la propaganda de engaño, también frenar los llamados de odio, luchar contra el terrorismo mediático, hacer predominar la verdad. El mensaje de Che es la respuesta, “Ante la mentira reaccionaria, la verdad revolucionaria”.


Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram



Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en