Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Fidel, cultura y revolución


Por: Maria Nela Prada Tejada
Una revolución sólo puede ser hija de la cultura y de las ideas
Fidel Castro
Una revolución que triunfa y toma el poder, ya sea por la vía armada o por la vía democrática liberal, no se sostiene sólo por un amplio apoyo popular ni por los avances económicos y sociales en favor de las mayorías, una revolución se sostiene siempre y cuando sea capaz de impulsar desde abajo y desde arriba una Revolución Cultural, desplazando colectivamente la hegemonía cultural de la élite explotadora que gobernaba, y construyendo una hegemonía cultural del pueblo, que articule y fortalezca la pluralidad dentro de un proyecto político-cultural común, sólo así se alcanza una verdadera liberación y quienes salen de la pobreza no tendrán como horizonte económico y social convertirse en nuevos ricos ni terminarán erosionando la fuerza social que llevó al triunfo de la revolución. Como decía el Che, “luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación”.
Fidel siempre tuvo claro que nuestra batalla fundamental es la de las ideas, y por eso en cuanto triunfa la Revolución Cubana, se comienzan a sentar las bases de una nueva relación entre pueblo y cultura, estableciéndose un diálogo directo y cercano con intelectuales, así como con trabajadoras y trabajadores del arte.
En su discurso pronunciado como conclusión de las reuniones con los intelectuales cubanos, efectuadas en la Biblioteca Nacional en 1961, Fidel manifestó lo siguiente: “La Revolución no puede pretender asfixiar el arte o la cultura, cuando una de las metas y uno de los propósitos fundamentales de la Revolución es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un verdadero patrimonio del pueblo.  Y al igual que nosotros hemos querido para el pueblo una vida mejor en el orden material, queremos para el pueblo una vida mejor también en el orden espiritual, queremos para el pueblo una vida mejor en el orden cultural”.  
Entre los hitos fundamentales de la revolución cultural cubana podemos mencionar: la Campaña Nacional de Alfabetización, gracias a la cual en diciembre de 1961, en la Plaza de la Revolución José Martí, se declaró a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo; la creación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) apenas 83 días después del triunfo de la revolución y cuyo principal evento cada año es el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Gracias al ICAI se estableció un sistema de unidades móviles para llevar el cine de forma gratuita al pueblo. Junto a la gran producción cinematográfica que empezó a desarrollarse en Cuba, se fortaleció un movimiento de música cubana indispensable para la formación de una conciencia social y de mística revolucionaria, nace así la llamada Nueva Trova Cubana, el director del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC fue Leo Brouwer, y ahí encontramos a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Sara González, entre otros. El 18 de febrero de 1968, Silvio, Pablo y Noel dan su primer recital.
Otros grandes logros culturales son: la constitución de la Casa de las Américas en abril de 1959, orientada principalmente a profundizar las relaciones culturales entre los pueblos de América Latina y el Caribe, cuya primera directora fue Haydée Santamaría; la creación de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) fundada en 1961 por el poeta Nicolás Guillén, el fortalecimiento del Ballet Nacional de Cuba y la Biblioteca Nacional, la creación del Ministerio de Cultura y las Direcciones Provinciales y Municipales de Cultura, la construcción del Teatro Nacional, la Orquesta Sinfónica, la Imprenta Nacional cuyo primer texto publicado para la Biblioteca del pueblo de distribución masiva fue: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, con ilustraciones de Gustavo Doré y Pablo Picasso. También se creó la Escuela Nacional de Arte, el Instituto  Superior de Arte (ISA) fundado en 1976; el Instituto Cubano de la Música, el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, el Instituto Cubano del Libro.
Pero además, siendo conscientes de la exclusión económica, social y cultural que vivió el pueblo durante el colonialismo español y luego norteamericano, la Revolución Cubana impulsó una profunda articulación de la política cultural con al campo, logrando la participación activa de obreros, campesinos, estudiantes, mujeres, niños y adultos mayores en movimientos culturales orientados a una liberación integral del hombre y la mujer.
Cuba comenzó a verse y reconocerse a sí misma, a revalorizar y recrear lo propio, a andar su propio camino, las comunidades empezaron a ser protagonistas de sus procesos socioculturales, como bien dijo Martínez Heredia “la revolución de 1959 se apropió de toda esa fuerza cultural, sus símbolos y sus representaciones, porque ella la identificó como libertad y justicia verdaderas y para todos, y la revolución se ganó esa confianza con sus hechos. La cultura popular cubana ha estado hasta hoy en la base del socialismo cubano, y una y otro se legitiman mutuamente”.
Los logros de la Revolución Cubana en la construcción de una hegemonía cultural del pueblo, son innumerables, sin embargo también lo son los problemas que atravesó especialmente a partir del bloqueo económico inhumano impuesto por Estados Unidos en la década de los 60, elevado a rango de ley en los 90, y el cual pese un rechazo mundial se mantiene hasta ahora. La caída de la ex Unión Soviética tuvo duras repercusiones en Cuba, y en un momento particularmente difícil para la Revolución Cubana, a fines de los 90  Fidel Castro en el VI Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) dijo: “Lo primero que hay que salvar es la cultura”. Así de claro lo tenía.
Actualmente encontramos novedosas manifestaciones culturales, como la Fábrica de Arte Cubano (FAC), cuyo promotor es el músico de hip-hop X Alfonso. La FAC es una antigua fábrica de aceite transformada en un gran laboratorio de creación interdisciplinario (cine, música, danza, teatro, artes plásticas, fotografía, moda, diseño gráfico y arquitectura), que expone arte contemporáneo de Cuba con un enfoque social y comunitario, así como de intercambio directo entre el público y el creador.
La Revolución Cubana ha hecho de la cultura el mejor escudo para resistir y la mejor arma para avanzar, la conciencia y el arte en sus múltiples manifestaciones han posibilitado la creación y recreación del socialismo cubano, consagrándose como un patrimonio del pueblo, indispensable para alcanzar la justicia social.
En la inauguración de la Escuela Experimental “José Martí” en La Habana Vieja, Fidel dijo con la lucidez que siempre lo caracterizó: “¡Nada detendrá ya la marcha incontenible del pueblo cubano hacia una cultura general integral y el lugar cimero en la educación y la cultura entre todos los pueblos del mundo!”.

*Internacionalista, militante del Movimiento Al Socialismo - Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), miembro de la Red de Intelectuales Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad - Capítulo Boliviano, miembro del Comité 90 Años de Fidel y del Colectivo de Mujeres Adela Zamudio.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formacion Politica 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en