Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

POROSUR no tiene nada de pro-sur




Por: Carla Espósito Guevara

El pasado 22 de marzo se firmó en Chile la denominada declaración de Santiago, que es la carta fundacional de un nuevo Foro regional denominado PROSUR que deja virtualmente en la obsolescencia a UNASUR, luego de que 7 de sus 12 miembros la abandonaran. Los países firmantes de la nueva declaración que son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú. La nueva agenda de PROSUR está centrada sobre todo en temas de seguridad, migración y “democracia”, que, entre otras cosas, como dijo Daniel Caggiani, presidente del PARLASUR, “tienen la mirada geopolítica de Estados Unidos en la región”. 

Considero que la misma pobreza de su agenda, no da la talla para remplazar un proyecto regional mucho más amplio y ambiciosos como fue el de UNASUR, que suponía la construcción de la comunidad de naciones del sur, una verdadera agenda de integración regional, sin el tutelaje de los Estados Unidos, que incluía temas como la ciudadanía UNASUR, la convergencia de las agendas en materia de infraestructura y además, tenía un elemento central, que quizá era el que más le molestaba a Estados Unidos, que era el Consejo Suramericano de Defensa en el que por primera vez los ministros de defensa de la región tenían una agenda concertada que trataba de mirar no la confrontación entre países, sino una agenda común para la paz. Por otro lado, es también claro que este nuevo Foro, carece de los mecanismos y fuerza necesarios para resolver problemas políticos en la región como el conflicto venezolano, fuerza que otrora, si tuvo UNASUR. 

Al leer la Declaración de Santiago uno debe hacer un ejercicio de contención para no reír, pues el principal de sus puntos operativos literalmente dice que “los requisitos esenciales para participar en este espacio serán la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional”. 

Es difícil encontrar algo que haga gala de mayor cinismo. Tanto Macri, como Piñeira y Bolsonaro, son hijos de los procesos dictatoriales acaecidos respectivamente en cada uno de sus países durante los años setenta, el propio Bolsonaro, regresando a Brasil luego de la firma de esa declaración, solicitó nada menos que destinar un día a la celebración del golpe militar en Brasil, del cual él formó parte. Ni qué decir del presidente Duque, que lidera el país con más asesinatos de líderes indígenas en la región y es quien además activamente está enterando los acuerdos de paz y el gobierno con más acusaciones de violaciones a los derechos humanos, ante las que, por su puesto, PROSUR hará la vista gorda. Entonces ¿de qué de qué clase de democracia nos hablan? ¿de qué respeto a los derechos humanos? 

Piñeria, en el discurso formulado luego de la firma de la Declaración, dijo que éste será un Foro “sin ideología, que va a respetar las diversidades y las diferencias que cada pueblo decida al elegir a sus gobiernos”. Nada más difícil de creer, ya que la primera diferencia que no respeta es la que tienen con Venezuela y el deseo de ese pueblo a elegir su gobierno, por tanto, la selectividad, un discurso vacío y eufemístico lo convierten, a pesar de lo que Piñeira diga, en un foro absolutamente ideológico con el sello ideológico de la derecha. 

El nacimiento de PROSUR, las reuniones de Trump con el presidente Bolsonaro de Brasil y la autoproclamación de Guaidó en Venezuela, son todos hechos que responden a una misma agenda internacional. PROSUR es un eslabón de una cadena de hechos políticos concertados que respaldan el regreso de Estados Unidos a Latinoamérica para reordenar su patio trasero. Estamos ante un retroceso político enorme, volvimos a los tiempos del intervencionismo, de los gobiernos vendidos, de las bases militares, a la intervención de la soberanía regional, proceso que de Pro-sur no tiene nada y, como alguien dijo, PROSUR es más pro-norte que pro-sur. 

Socióloga

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en