Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Continuarán las "tensiones en política comercial, económica y tecnológica" entre China y EE. UU.


Las concesiones de Trump a Xi en la cumbre del G20 aliviaron la disputa comercial a corto plazo. Sin embargo, la confrontación persistirá, según el presidente del Instituto de Economía Mundial, Gabriel Felbermayr.

¿Qué tan estable cree que será la "tregua" acordada entre Trump y Xi en la cumbre del G20?
Felbermayr: No muy estable, por dos razones. En primer lugar, los acuerdos alcanzados hasta ahora son poco claros. Trump dice que se exportarán más productos agrícolas de Estados Unidos a China, pero todo eso está muy poco especificado. Se sabe que lo importante es entender la letra pequeña. En segundo lugar, la rivalidad geoestratégica entre China y Estados Unidos no ha desaparecido. Incluso si hubiera ya un acuerdo, la inestabilidad seguiría siendo grande debido a la lucha por el predominio tecnológico, político y económico. Sin embargo, la tregua es inicialmente positiva, calma los mercados y los nervios.

¿Seguirá habiendo una rivalidad permanente?
Hay que asumir que sí, porque sobre todo China aprenderá la lección tras este enfrentamiento. China ha aprendido lo vulnerable que es si Estados Unidos restringe la exportación de ciertas tecnologías, y esto hará que China se esfuerce más en volverse tecnológicamente independiente. Así que va a invertir mucho en microelectrónica para evitar depender de Estados Unidos. En consecuencia, vamos a ser testigos de una carrera tecnológica en la que los estadounidenses deben tratar de estar a la altura, y eso va a acarrear, una y otra vez, tensiones en política comercial, económica y tecnológica con China.

¿Cómo afecta esta incertidumbre ahora?
El temor de que puedan establecerse aranceles, puede conllevar a una desaceleración en la actividad económica. Ya podemos ver que el comercio chino-estadounidense sufre incluso aunque no haya aranceles aduaneros. Estados Unidos ha sabido explotar este asunto en propio beneficio. Las empresas solo pueden hacer una cosa contra esa inseguridad: cambiar la producción a EE. UU. Desde el punto de vista de EE. UU., la reducción de tensiones no supone un gran sacrificio y, estratégicamente hablando, no le cuesta nada retroceder ahora.

¿Qué pasa con China? ¿Ha agotado sus contramedidas?
China, en realidad, sigue teniendo muchas oportunidades para defenderse contra las acciones de Trump, aún no ha llegado a los extremos. Puede surtir efecto si adopta simplemente otras medidas. Esto se puede apreciar, por ejemplo, en la reducción de los rendimientos de los bonos del gobierno estadounidense. China sigue siendo uno de los principales propietarios de los bonos de deuda estadounidenses y si la amenaza está en el aire, China podría venderlos a gran escala. Además, China podría fastidiar a las empresas estadounidenses con regulaciones gubernamentales, como lo hace EE. UU. con Huawei.

¿Qué postura debería adoptar la UE en esta disputa entre China y Estados Unidos?
En primer lugar, Europa tiene que tomar conciencia de su propio poder. Somos demasiado miedosos. Europa es un gran mercado, con más de 500 millones de consumidores, tenemos una gran cantidad de "poder blando", tenemos una gran red de acuerdos de libre comercio, acabamos de llegar a un acuerdo con Mercosur. Tenemos más opciones y también tenemos que aprovecharlas con más intensidad  y prepararnos internamente para que no nos aplasten en el juego.

A largo plazo, debemos trabajar para lograr buenas relaciones tanto con EE. UU. como con China. Sería un error decir que tenemos que ponernos de un lado u otro. Esto se puede hacer en algunas áreas, por ejemplo, demandando a China más apertura, porque, en verdad, Europa está más cerca de la postura estadounidense. Pero cuando se trata de proteger la OMC, Europa está más con China. Por eso creo que en Europa somos lo suficientemente fuertes como para adoptar una postura intermedia. El mundo lo necesita. Hay muchos países en una situación similar a Europa que permanecen pasivos y necesitan a una Europa líder en organización y estructuración.

La entrevista la realizó Cui Mu.
Gabriel Felbermayr es desde marzo de 2019 el presidente del Instituto de Economía Mundial (IWF) en Kiel.

Comentarios

  1. Hola queridos hermanos y hermanas del mundo, son bienvenidos a TRADE FUNDING FIRM Loan Company, donde todos sus desafíos financieros podrán resolver y resolver ¿Está buscando un préstamo comercial o personal en todo el mundo? aplicar a una tasa de interés del 3%, los servicios prestados incluyen,

    * Refinanciar
    * Mejoras para el hogar
    * Préstamo de inversión
    * Préstamos para automóviles
    * Consolidación de la deuda
    * Préstamos comerciales
    * Préstamos personales
    * Préstamo internacional

    Correo electrónico de la sede: trade.funding_firm@usa.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en