Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Un perfil de la derecha neoliberal: Óscar Ortíz Antelo




Por: CELAG
Óscar Miguel Ortíz Antelo es un político y empresario boliviano que se presenta a las elecciones presidenciales por la Alianza Bolivia dice No, compuesta por el Movimiento Demócrata Social y la plataforma ciudadana “Bolivia dice No”.
Ortíz se graduó en Administración de Empresas y obtuvo una maestría en Derecho Empresarial. Hasta 2006, que inició su carrera política de modo más contundente, su actividad profesional se centró en el ámbito empresarial, destacando su designación como gerente general de la Cámara de Industria, Comercio, Turismo y Servicios de Santa Cruz (CAINCO), de donde es oriundo, entre 1991 y 2005. O al menos ese tránsito “aséptico” entre lo privado y lo público es el que destacan los medios masivos de comunicación, opositores al Gobierno. Entre 1997 y 1999 Ortíz fue asesor principal del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión y asesor general del Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos durante el último Gobierno de Hugo Banzer.
En 2006 fortaleció su carrera política a escala nacional con su primer periodo como senador por el Departamento de Santa Cruz, por Podemos[1], llegando a ser presidente de dicho cuerpo legislativo entre 2008 y 2010. En 2008 rompió con Podemos y fundó Consenso Popular, partido que luego se aliaría con Samuel Doria Medina. Posteriormente trabajó para la Gobernación de Santa Cruz, encabezada por Rubén Costas, como secretario de Coordinación Institucional. En 2015 comenzó su segundo mandato como senador por Santa Cruz por Unidad Demócrata (UD).
En su haber profesional cuentan también sus cargos como secretario general de Movimiento Demócrata Social (demócratas), vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América Latina, exvicepresidente de la Unión de Partidos de Latinoamérica (UPLA) y presidente de la Fundación Nueva Democracia, un think tank para la difusión del ideario neoliberal en Bolivia.
Posturas y propuestas 
Desde su curul en el Senado, Ortíz se ha convertido en un denunciador serial de la gestión de Gobierno, particularmente orientadas a lo que él, como convencido neoliberal, considera una aberración: la gestión empresarial pública. En reiteradas oportunidades ha afirmado que las empresas estatales son ineficientes, corruptas y opacas, y por ello dirige sus esfuerzos a descalificarlas mediante denuncias a la Justicia. Las empresas observadas por Ortíz son, sobre todo, Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB)[2] y derivadas, y ENTEL (telecomunicaciones)[3].
El método y el objetivo no son nuevos por estas latitudes: desprestigiar la gestión pública de los principales recursos del país y conseguir, mediante un cambio de Gobierno, la privatización y extranjerización de las mismas. En 2006, ya como senador,  tuvo que reconocer que fue síndico y director de Andina, la filial boliviana de Repsol YPF, compañía a la que la Fiscalía involucró en la firma de un contrato con Petrobras que representó un perjuicio económico para el Estado boliviano en más de 161 millones de dólares[4].
No es casual, entonces, que otra de las fundaciones que presidió, FULIDE (Fundación Libertad y Democracia), esté vinculada con Atlas Network y todos los intereses petroleros y mineros que que tiene detrás. Dos años atrás, Ortíz fue acusado por el entonces ministro Juan Ramón Quintana, de haber recibido -y no declarado- recursos de la Fundación Konrad Adenauer de Alemania, la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) y Atlas Network, de Estados Unidos, como las fuentes que transfieren recursos financieros a las cuentas de Nueva Democracia con el fin de promover intereses de empresas extranjeras[5]. Según información provista por las dos agencias, en 2017 recibió 72.000 dólares de USAID, (canalizados por la NED a Nueva Democracia) para el “Observatorio Boliviano de Derechos Humanos” cuyo objetivo era “aumentar la conciencia nacional e internacional sobre la situación de los derechos humanos en Bolivia, especialmente con respecto a las supuestas violaciones de los derechos civiles y políticos”[6]
Relacionadas con el problema de la corrupción, el despilfarro y el mal manejo de los recursos públicos estarían, para Ortíz, las cuestiones del autoritarismo y el centralismo que caracterizarían el Gobierno de Morales. Como buen hijo de Santa Cruz, el candidato presidencial siempre abogó por el independentismo de su región, e incluso se lo vinculó con los episodios violentos que acontecieron en ese sentido, allá por 2008[7], durante su primer mandato como senador. Según él, es la ideología centralista del Gobierno -que habría predominado en la historia nacional- la que ha impedido que la demanda autonómica prospere, añadiendo que la demanda regionalista es por más y mejor democracia[8]
[1] Partido fundado en 2005 por el expresidente Jorge “Tuto” Quiroga, que estuvo aliado hasta 2008 con Acción Democrática Nacionalista (ADN), del dictador Hugo Banzer.

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formación Política 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en