Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

6,96 x 1,00… lo que no cambió en el Proceso de Cambio


Doña Josefa, comerciante de abarrotes, me dijo muy triste que ya no hay dólares para comprar y me contaba cómo hasta hace pocos meses le rogaban para venderle unos cuantos, ¿por qué ahora anda como alma en pena buscando casas de cambios y librecambistas que le den una mano no muy cara? Obvio, debe devolver un anticrético (con pérdida) después de seis años, como ella hay montón de gente que se siente incertidumbre sobre el destino del fruto de años de trabajo. Ante la crisis política que causó este gobierno de transición, se desató una especulación la cual no se combate sino más bien fomenta a nombre de las ventajas y beneficio para sus exportadores (que se concentran en unos pocos empresarios) que conllevaría mover el tipo de cambio.
Desde enero de 2008 el gobierno del MAS-IPSP inició una política de inamovilidad del tipo de cambio respecto al dólar, la cual sigue estática desde el 2011 según gráfico a continuación:



Nuestra estabilidad cambiaria permitió tres acciones patrióticas: 1) Tener la inflación más baja de la región, a pesar de que en todos los países se disparó. 2) Posicionar nuestra moneda con estabilidad y confianza para asegurar un consumo racional. 3) Gracias a la ‘bolivianización’, incrementar la confianza en el sistema financiero-bancario, a pesar de la crisis financiera internacional, disminuyendo la mora de nuestras deudas e incrementando la cartera bruta financiera (ahorros).



Actualmente, la tendencia de mover el tipo de cambio se posiciona como una idea común, sin darnos cuenta de que ese puede ser un detonante para una crisis financiera que primeramente devaluaría nuestros ahorros al perder el boliviano el poder adquisitivo, nos sometería a una dependencia de políticas monetarias extranjeras acabando con nuestra soberanía monetaria y repercutiría en nuestra economía global, siendo que nuestras reservas disminuirían porque desde hace años se posicionan en la moneda nacional.
Siendo que el Ministro de Economía, José Luis Parada, y el de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo Parada, son miembros del sector empresarial privado y de la Cámara de Exportadores respectivamente, no es difícil adivinar cuáles son las intenciones a corto y largo plazo de generar mayores ganancias para estos dos sectores moviendo el tipo de cambio, pero a costa de la crisis financiera nacional que afectará fuertemente a todos los bolivianos, llevándonos al desabastecimiento, pérdida del ahorro, estancamiento de la economía y el incremento constante de la inflación, como en los años anteriores a este proceso de cambio 
¿Qué hacer?
Siendo que el incremento de precios es latente y ahora muchas mercaderías volvieron a cotizarse en dólares. Se debe evitar a toda costa que desde un gabinete ministerial se tomen medidas que ataquen la ‘bolivianización’ y más bien generar, como MAS-IPSP, propuestas que den certidumbre para los ahorristas, acciones que frenen la inflación y develen la importancia de nuestra soberanía monetaria porque ningún país hace políticas monetarias para favorecer a otro.
Por otro lado, la atracción de inversiones que respeten nuestra soberanía siempre fue una política abierta del MAS-IPSP, pero no con la lógica que ahora plantean estos dos ministros, de dar ‘carta blanca’ y aceptar el condicionamiento a nombre de que se podría reducir ficticiamente el déficit y plantear un paliativo para frenar la caída del PIB, que se develará a raíz de la crisis política que gestó el mismo gobierno de transición.
La devaluación va a llevar a total incertidumbre a la economía boliviana, va a generar inflación y todo ello con el único propósito de favorecer las ganancias de unos cuantos empresarios exportadores. Esto no lo debemos permitir.

Síguenos en Facebook:  Escuela Nacional de Formación Política 
Twitter: @escuelanfp

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.


En Bolivia:










Regístrate también en nuestro canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales