Ir al contenido principal

El fascismo está actuando en Santa Cruz, el gobierno debe investigar

Las casetas del populoso mercado Mutualista en Santa Cruz comenzaron a quemarse la noche de ayer domingo, justamente al día siguiente de que los gremialistas anunciaron que no acatarán el anunciado paro de 48 horas decidido por la Gobernación y el Comité Cívico cruceños, a la cabeza de otras instituciones totalmente controladas por la derecha, como la Universidad Gabriel René Moreno. Aunque se desconocen las causas que originaron este desastre, llamó enormemente la atención que los pocos hidrantes de la zona no tenían agua, por lo que el fuego que inició en algunos puestos pudo extenderse rápidamente. Vanos fueron los esfuerzos de los comerciantes, que trataron de recuperar la mercadería que tenían en sus kioscos, arriesgando sus vidas. Con la llegada de los bomberos y colaboración de los mismos comerciantes se combatió el siniestro; luego, cuando arribó al lugar Luis Fernando Camacho, fue recibido con mucha hostilidad porque varios comerciantes abiertamente lo acusaron de estar detrás

Nuestro desprecio




Por: Freddy Morales

Si Alexis fuese boliviano, ya estuviera acusado, en proceso judicial penal, por difamación, incitación al racismo y más, conminado a retractarse y pedir disculpas por haber dicho que tal ciudad del país huele mal o es sucia. Así le fue a Milena Fernández en julio de 2012, en Oruro, cuando dijo que tras las fiestas olía fétido. En febrero de este año, Frances Peláez padeció el mismo acoso por decir que la ciudad de Uyuni es fea. El secretario de la Alcaldía Roberto Guzmán anunció “todos los procesos legales para que esta persona sea sancionada”.

Pero Alexis Dessard, rubio y joven turista francés de 25 años, no es boliviano. Cuando en un video mostró la basura en el Cementerio de Trenes de Uyuni y dijo que había que limpiar (que es una forma de decir que está sucio o feo), se convirtió en héroe. En vez de acusarlo en proceso judicial penal, la Alcaldía de Uyuni, las juntas vecinales que declararon a Peláez “persona no grata”, el Regimiento de Infantería IV Loa y voluntarios se pusieron a órdenes y le ayudaron a limpiar. Pasó lo mismo en el lago Uru Uru de Oruro, en el río Rocha de Cochabamba, el Titicaca, el Choqueyapu… El miércoles por la noche, un presentador de Bolivisión le ofreció mujeres: “Tres amigas están enamoradas de ti, ¿qué respondes?”, preguntó el aprendiz de Celestina. “No me importa”, replicó Alexis. Periódicos y radios hablan del romance del francés con una boliviana y dicen que si esos amores prosperan podría quedarse a vivir en Bolivia.

¡Qué bendición! Antes de Alexis, otro europeo también hizo furor: Alejandro Entrambasaguas, joven periodista de Vox, un medio como él sin escrúpulos y ultraderechista de España. A nuestros presentadores y presentadoras de televisión al entrevistarlo se les caía la quijada de admiración. El español insultaba, acusaba y practicaba contra bolivianos el peor periodismo (si periodismo se puede llamar), a “investigar” relaciones sexuales y varios etcéteras del sensacionalismo ruin. A quien apuntaba con el dedo era detenido y encarcelado. Eran los tiempos del gobierno de facto de Jeanine Áñez. Y muy obvio que de allí salían las “revelaciones” que fluían por la boca de Entrambasaguas en nuestros medios de comunicación. Sus entrevistadores lo anunciaban con redoble de tambores porque Alejandro decía lo que ellos no se atrevían pero, que no ocultaban que les encantaba oír y divulgar.

“El votante medio del Movimiento Al Socialismo es un votante de un nivel intelectual nulo, prácticamente inexistente, ya no te digo cultural, no, no, no, no tienen prácticamente nivel. La mayoría de gente que ha votado a Evo Morales es gente que vive en el campo, no sabe lo que es un teléfono móvil, no sabe lo que es internet y mentalmente no tiene absolutamente idea de prácticamente nada, son analfabetos literales. Hay mucha gente que no sabe hablar el español, hablan aymara, quechua o idiomas nativos indígenas y no tienen ni idea de lo que es la civilización”, declaró Entrambasaguas a un medio de su país. Un periodista boliviano sugirió a la Asociación de Periodistas crear un premio especial para el español. En estos días, residentes bolivianos en España le rindieron homenaje y depositaron en sus manos la democracia de Bolivia. “Yo tengo un compromiso con Bolivia, con los bolivianos y sobre todo con la libertad, porque lo que está ocurriendo en vuestro país es una aberración, es una barbaridad… me tenéis para lo que queráis”, dijo el español y recibió una lluvia de aplausos.

Estos dos europeos (el bueno y el ruin) desnudan nuestro desprecio por nosotros mismos (y cosas peores).

Freddy Morales es periodista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La despatriarcalización

Por: Julieta Paredes Al igual que el Seguro Universal de Salud (SUS), la despatriarcalización, como nombre para una política pública, tardó mucho, pero llegó. Entonces, en este marzo de luchas de las obreras, es necesario analizar, ¿qué es lo que realmente llegó? Fruto de una serie de movilizaciones de mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales del proceso de cambio, se lograron algunas medidas en el Ejecutivo. Fueron movilizaciones que se realizaron a lo largo del año pasado, con encuentros departamentales. Así fue que se logró concretar un listado de demandas que más o menos se repitieron a lo largo de estos años, con algunas interesantes novedades. Entre ellas podemos señalar la exigencia del salario al trabajo doméstico y la necesidad de un espacio en el Gobierno para este sector. Algo así como un Ministerio de las Mujeres, instancia que tenga la jerarquía necesaria para efectuar las tareas que corresponden a la mitad de la población de Bolivia que somos las mu

Pedro Ignacio Muiba, el héroe

Por: Homero Carvalho Oliva En 1975, mi padre, Antonio Carvalho Urey, terminó una investigación iniciada en la década de los sesenta que habría de cambiar la historia nacional. Después de muchas visitas al Archivo Nacional de Bolivia, dirigido en ese entonces por Gunnar Mendoza, extraordinario intelectual e historiador, quien le ayudó a ubicar los folios que habrían de probar toda una hazaña que da testimonio que los indígenas moxeños participaron activamente en la Guerra de la Independencia de nuestro país, al mando del cacique Pedro Ignacio Muiba. Esta investigación se publicó, primero en septiembre de 1975, en un policopiado financiado por la Universidad Técnica del Beni, en un pequeño tiraje de 200 ejemplares y luego en la famosa Biblioteca del Sesquicentenario de Bolivia. Dos años más tarde, en 1977, Antonio publicó el libro titulándolo Pedro Ignacio Muiba, el Héroe y de esa manera se reparó una injusticia histórica. En sus investigaciones, Antonio se basó, entre otros, en

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales